Ginés, el vendedor de “cachivaches”

by

poesias-de-ernesto

23.1

(Fragmento del Relato Barcelona y el mar)

Alcoholizado, con un pie en el otro mundo más que éste. Oriundo de Jaén. Llevaba bastantes años viviendo en Barcelona, concretamente en el barrio de la Barcelonesa. En su juventud, vivida en Porcuna, su pueblo natal, se dio a la bebida. Fue por un desengaño amoroso, y así empezó su desafortunada vida, bebiendo más que comiendo, desesperadamente, a todas horas, descontrolado, llegando a perder la noción del tiempo y el

conocimiento. Sólo y sin recursos, decidió poner a la venta cantidad de “cachivaches” que guardaba en dos grandes maletas de cartón, que se trajo de Porcuna y que fue guardando en sacos en su piso de la calle Atlántida, pensando, tal vez, en que un día podría venderlos para con el beneficio, ayudarle a subsistir: Lámparas con mechero incorporado, monedas antiguas, portarretratos, álbumes de fotografías de artistas antiguos, ceniceros de hojalata, estampas, muñecas de porcelana de todos los tamaños y épocas . . . que le regalaba la gente del pueblo.

Ginés recuerda cuando vivía en Porcuna, mendigando y cogiendo colillas por las calles, siempre acompañado de Shiba, su fiel perra, que murió enferma y ciega, a causa de una piedra que le tiraron unos zagales con mala intención para divertirse, y a él le causaron una herida en una pierna que le dejó cojo para el resto de sus días, pero todo esto es historia, un mal sueño. Una noche fría de invierno la muerte le sorprendió cuando regresaba de vender sus “cachivaches” que exponía encima de una vieja manta en el paseo Marítimo muy cerca del mar.

23.2A Ginés lo encontraron muerto en su piso de la calle Atlántida rodeado de sacos repletos de “cachivaches” que él tanto mimava y conservaba y que fueron su medio de vida. Los empleados de la limpieza lo localizaron por el hedor que se apreciaba por debajo de la puerta y que los vecinos detectaron. Ginés murió de un infarto, solo, rodeado de miseria, como tantos seres anónimos que pasan por esta vida, sin nadie que les eche una mano. Ginés. No había cumplido los setenta años, pero parecía que tenía más de ochenta.

Mari Carme Roig
Julio 2010

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Una respuesta to “Ginés, el vendedor de “cachivaches””

  1. literatoluisrodriguez Says:

    Conmovedor relato que rinde homenaje a tantos seres anónimos que andan por el mundo, y por qué no, a su fiel mascota que sufrió igual o más que él.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: