Dimisiones

by

cafc3a9-de-ernesto-Buenos días.

-Buenos días señor Ernesto. Café.

-Gracias

Darius Valcoy, Ministro de Finanzas de Rumania, se supo el pasado viernes que estaba siendo investigado por la fiscalía anticorrupción rumana, por un caso de probable cohecho cuando era alcalde de la ciudad de Slatina, hoy tres días después, sabemos que ha presentado la dimisión.

17.1

Por descontado que tiene derecho a la presunción de inocencia ante la justicia y, mientras no sea juzgado y con sentencia, no es culpable, sino, inocente. Pero en el preciso instante que es imputado o como parece que se llamará ahora, investigado, quiere decir que un juez, tiene base sólida para llevar a cabo la investigación. Después él investigado puede no ser declarado culpable. A lo mejor por la habilidad del abogado defensor, ante la del fiscal. Por el momento el Ministro debe presentar su dimisión, como ha hecho, ya que desempeña un cargo que requiere máxima transparencia. Eso, según mi criterio es responsabilidad política.

Las gentes del pueblo tienen derecho a pedir a los ciudadanos con responsabilidades de gestión, no ya máxima transparencia en la honradez, sino también profesionalidad en el desempeño de su cargo.

Lo que no es justo es que, se criminalice y se juzgue a nadie desde los medios de comunicación. O que la difamación le sea motivo suficiente a un juez para determinar si se imputa o se investiga a determinado sujeto.

Pienso que lo expuesto, en este país, España, está claro, lo que no creo que lo esté es la conducta de la justicia. Los jueces no son independientes desde el mismo momento que no se nombran desde un estado de organización propio. Son los partidos políticos los que otorgan los cargos en la dirección del Poder Judicial. Además ellos mismos se definen como conservadores o progresistas. Es cierto que los jueces tienen su forma de entender la vida, incluso más que el resto de la ciudadanía por estar precisamente preparados para ello, pero, su manera de pensar no deben hacerla publica, aunque por sus actos la ciudadanía sepa determinarla.

El nombramiento por un partido político de un juez para desempeñar un determinado cargo en la carrera judicial, le resta, a este, independencia, quedando presionado y bajo sospecha de su buen hacer en todos los actos de su actuación judicial.

Los españoles, día a día, estamos ante la disyuntiva de saber si el dictamen de un juez es propio y por lo tanto debemos considerarlo justo, o bien es debido a la presión política del interés de algún partido.

Aquí, no dimite, ¡nadie! Ni aunque tenga la soga en el cuello.

-Hasta mañana.

-Hasta mañana señor Ernesto.

Me pongo la boina y me voy del café.

17.2

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: