TARTUFO

by

cafc3a9-de-ernesto-Buenos días.

-Buenos días, señor Ernesto. Café.

-Gracias.

Tartufo es el personaje central de una comedia escrita por Molière que se estrenó en mayo de 1664. El próximo mes hará 351 años, y lo más curioso es que todavía existen Tartufos por el mundo, como también Quijotes. Pero hoy, hablemos del hipócrita personaje que reflejo en su obra el dramaturgo parisino.

08.2

Un mediocre, ladino, devoto y torpón, hombre bufón, a base de engaños y argucias logra seducir aun importante noble de la época hasta estar apunto de hacerse con la fortuna del señor, dejando a este en la más absoluta ruina.

Desde que se alza el telón se ve claramente como los intérpretes de la obra dejan claro al espectador la falsedad que representa el personaje central, al cual solo le importa su propio provecho sin merecerle para nada ningún valor, ni ético, ni moral. Eso si, ante la vista del importante noble, se muestra la figura de una piadosa, generosa y desinteresada persona que solo vive para hacer el bien a la humanidad.

La obra de Tartufo es un retrato social de ciertas gentes que se mueven en los círculos de poder, principalmente en la política.

08.1Sin ir más lejos, ayer se reunió la junta directiva de un partido político, de este país, el cual posee importantes cargos públicos imputados a espera de la conclusión de la investigación fiscal para ser juzgados. Algunos de los cuales ya han sido condenados y otros están en pleno juicio.

Pues bien, su Presidente hablo en la reunión de “lo obvio y lo real” que es, dejando aparte lo que esta ocurriendo en su partido, lo primero, la recuperación económica y lo segundo, seguramente lo más importante, ganar las elecciones municipales y autonómicas del próximo 24 de mayo.

Para ello, la militancia ha de salir a la calle como apóstoles, impartiendo sermones que digan lo mismo que dijeron en los anteriores comicios, y que tan buen resultado les dio. Nada importa que lo dicho no se haya cumplido, tampoco lo cumplirán si vuelven a ganar, únicamente se trata de convencer a la gente diciéndoles lo que les gusta oír, y que con deseo esperan que ocurra.

Con rostro impertérrito, el sujeto en cuestión, como si nada ocurriera en el partido político que preside, salen de su boca palabras que ni si quiera se le ocurrieron al gran Molière para describir al personaje de Tartufo.

-Hasta mañana.

-Hasta mañana señor Ernesto.

Me pongo la boina y me voy del café.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: