No a la guerra, si a la música

by

poesias-de-ernesto

24.1

Suenan disparos,
donde debería sonar la orquesta.
Se escucha el crujir,
en un bosque que arden ramas.

Se oyen lamentos,
donde antes se percibían risas.
Se está en silencio,
en un lugar que reinaba música.

Cuerpos taciturnos,
corren por la calle del miedo.
A solas entre gente
las almas cantan nombres,
y nadie sabe donde están.

Que suenen violines
que no pare el contrabajo
oigamos al saxo alto,
y el acorde del piano
que acalle los disparos.

Eduard
Sant Jordi 2015

(derechos de autor)

24.2

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: