España siglo XXI

by

poesias-de-ernesto14.1

Esta España del siglo XXI en la que los contemporáneos nos toca vivir, como está mandado, se asemeja cada día más aquella de los tiempos en los que, Francisco de Quevedo, allá por el siglo XVII, escribió Historia de la vida del Buscón (año 1626) lo cual le costó, al ilustre Don Francisco, cuatro años de reclusión en el convento-prisión de San Marcos de León.

Ya en aquella época la política estaba marcada por los mismos trapicheos que en el momento actual.
“Decíame mi padre: -Hijo, esto de ser ladrón no es arte mecánica sino liberal”
Dícense hoy también, a grito pelao, liberales, esos que sin ningún pudor, son capaces de montar estrafalarios negocios con la Corona por montera.

“-Quien no hurta en el mundo, no vive.”
Lo mismo debió pensar quienes encajados en estrafalarios vestidos de luces del siglo XXI acudieron a la boda del vástago del Valido del Monarca.

Quien persiguió a semejantes cuatreros, asaltadores de las caballerías del pueblo y de la hacienda pública, eminente Juez, dio con sus huesos en el destierro por prevaricar contra los amigos del Valido de la Corona. Dicen las lenguas del pueblo que es una injusticia ir contra los amigos del Reino. A donde iremos a parar si esos actos perduran. ¡Dios santo!, dicen los curas dando la mano a besar.

En aquellos tiempos del siglo XVII, los del Rey Planeta, no se porque llamaron así a Felipe IV, quizás fue porque debía tener aires de grandeza. Digo yo, no lo se, la corrupción estaba a la orden del día. Desde la Corte de la Corona se desvalijaba al pueblo que día a día quedaba más expoliado, despojado, robado, al fin y al cabo todo es lo mismo.

14.2

Márquenme ustedes la diferencia de los ultrajes que recibió el pueblo trabajador en aquellos tiempos de la España de Oro y en los que está recibiendo hoy, que nos gobiernan esos que, como entonces, se dicen liberales.

La llamada economía sumergida por la que opta el pueblo trabajador para seguir subsistiendo, debido a la falta de trabajo o, a la poca remuneración que recibe por el, es una noble manera de buscarse la vida. La picaresca actual, es la empleada por el ejecutivo que incita al pueblo obrero a ser emprendedor para que se gane la vida de una forma mejor. Engaña al empleado en favor del empleador que a su vez otorga dadivas al diseñador de sueños, filibustero de la España actual.

La Castilla profunda del siglo XVI y XVII, la de la España del Siglo de Oro, la sigue arrastrando todavía hoy la península que alguien quiso centralizar. La dinastía monárquica que ostenta el poder de la Jefatura del Estado no cumple con el menester de un país demócrata, en principio porque la Constitución se lo prohíbe. La dinastía de la corona de España es un linaje derrocada en su procedencia, Francia. Nada de lo que tenemos es salvable como institución de Estado. Seguimos viviendo bajo el techo del siglo XVI, y encima somos tan pollinos que nos creemos que el gran trabajo que desarrollaron a nivel intelectual de las artes una serie de personajes en aquel Siglo de Oro, fue labor del pueblo, que por cierto, era analfabeto.

Eduard Martínez-Lledó
(Derechos de autor)
Agosto 2015

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: