É X O D O

by

poesias-de-ernesto

08.1

Una estación de tren, atiborrada.

En corazones, esperanza. Huir

más allá del hambre, lejos, a tierras

liberadas del fuego de las bombas.

Aparece un tren, lleva marcha lenta

gentes se arriman al borde la vía

no para . . . . . pasa de largo, circula.

Desilusiones quedan en andén.

Habla la megafonía

pide calma, calma, calma . . . .

en idioma que no entienden

¿Qué dirá?

Mañana os alejaréis.

Y mañana, será tarde,

habrán muchos más . . . más . . . más.

Humedecen las luces de la estación

los rieles por donde el tren ha de pasar

llorando con lágrimas de luz lo que,

en la oscura noche, ven, al alumbrar.

Hambre, frío, miedo y lloros.

Eduard Martínez-Lledó

abril 2016

(derechos de autor)

  

Ha vuelto la Europa de siempre, la que permitió que militares golpistas se hicieran con el mando de una nación, y que fuera el ensayo de la Segunda Gran Guerra; la Europa que posibilito el holocausto poniéndose una venda en los ojos; la Europa que permitió la mayor tragedia de la humanidad, el lanzamiento de dos bombas atómicas sobre población civil. Ahora, cierra fronteras a quienes llegan pidiendo refugio.

Suma y sigue . . . . . y nos llamamos demócratas . . . . . que vergüenza.

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: