Hay que aprender a callar

by

“Habla para que yo te conozca” (Sócrates, 470 a.C. – 399 a.C.)

 “Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar”(Ernest Hemingway, 1899 – 1961)

 

cafc3a9-de-ernesto-Buenos días.

-Buenos días señor Ernesto. Café,

-Gracias.

Un filósofo, un escritor, un montón de años entre ambos y a pesar de todo, por lo que se lee en las dos citas, parece que en una cosa debieron de estar de acuerdo, en que, a veces es mejor callar.

10.1

La práctica de callar no es llevada a cabo por los políticos del llamado primer mundo, también mundo civilizado, libre y democrático, otra cosa es que de verdad lo sea.

Cuando se entra en época de elecciones, incluso antes, ya que ha quedado instalada, no solo la campaña, sino también la pre-campaña electoral, los políticos y analistas tertulianos empiezan hablar sin descanso. Los oyentes muchas veces no se enteran de nada de lo que quieren decir, ya que hablan tanto que acaban no diciendo nada. Que es lo que pretenden. Hablar y hablar, cuanto más mejor, para que nadie entienda lo que dicen.

No obstante de tanto hablar sin fuste, por no saber callar a tiempo se les suele escapar la lengua y empiezan a soltar alguna que otra promesa.

El no haber sabido callar a tiempo lleva al incumplimiento de lo prometido, aunque la verdad es que nunca había estado previsto cumplirlo.

El incumplimiento de lo prometido, a veces y según cómo, puede llegar a ser entendido, por ejemplo, si sucede algún suceso imprevisto. Pero cuando el incumplimiento es injustificable es una mentira. Y todo por no haber aprendido a callar a tiempo.

La mentira en un niño de corta edad, no tiene más importancia que la de educarlo adecuadamente. En un adolescente es otra cosa, ya es más importante y puede necesitar un correctivo, para que aprenda a callar a tiempo, antes de mentir. Pero en un responsable político es intolerable, la mentira, es delito, o debería serlo, según mi opinión.

10.2

Razón sobrada tenía el filósofo Sócrates al pedirme que le hablara para poderme conocer. Lastima que, al yo no estar, no le pude explicar lo que siento sobre los políticos que dicen mentiras a bombo y platillo. De haber podido escucharme seguro que me habría entendido.

-Hasta mañana.

-Hasta mañana señor Ernesto.

Me pongo la boina y me voy del café.

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: