Soñando, Soñando . . .

by

 

cafc3a9-de-ernestoSoñando, soñando . . . . nos la van dando.

Solemos soñar sin querer. Tenemos para elegir entre tres sueños: soñar durmiendo, soñar despiertos y soñar dormidos.

22-1

Dibujo de Esau Andrade Valencia

Cuando estamos durmiendo el sueño viene solo, y de la misma manera se va. Muchas veces ni siquiera solemos acordarnos de lo que hemos soñado. Tampoco podemos elegir el tema, por lo que, por norma se nos suele convertir en pesadilla. Dicen los expertos que las aventuras que corremos en esa clase de sueños suelen estar de acuerdo con la edad y el círculo social en que no movemos en cada momento.

El soñar despiertos es más nuestro, y lo solemos hacer con metas inalcanzables, es lo que nos gusta. Si por aquellas casualidades alguno alcanza el objetivo, entonces se busca uno mayor y vuelta a empezar. Es el cuento del nunca acabar. Al final decimos fue bonito mientras duro, y nos conformamos en seguir soñando.

Otro sueño es ese que nos coge dormidos. Es el más común entre la clase trabajadora, la que vive, o intenta vivir, de la renta del trabajo. Es guiado por los que nunca sueñan, ni duermen, por lo tanto siempre están despiertos, al acecho de pillar a los dormidos, que sueñan con tortillas de cuatro huevos. Los que están dormidos ven pasar los huevos por delante de sus narices y como están en trance cuando intentan coger los cuatro necesarios para la tortilla se dan cuenta que no hay ninguno, todo es virtual, algo así como las imágenes en 3D. Los huevos se los quedan los que nunca duermen. Adiós a la tortilla.

Me gustaría conocer con que sueña Donal Trump. Si sueña cuando está durmiendo, debe tener pesadillas horrorosas. Las imágenes de muertos vivientes tocando rancheras le deben acosar durante toda la noche. Soñar despierto no debe poder, ya que, tiene la lámpara de Adalino y nada más tiene que frotarla para que se le cumpla el más raro de los deseos.

Donal, como le debe decir su señora –a lo mejor lo llama sólo Do- seguramente se mantiene despierto para aprovecharse de los que están dormidos.

Ha de ser fatigoso, y esclavo, estar todo el día despierto para aprovecharse de los dormidos. Yo prefiero estar entre los que sueñan despiertos para iluminarme de ilusiones, aunque sean vanas.

22-2

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Una respuesta to “Soñando, Soñando . . .”

  1. messieral Says:

    Al terminar de leerte, recordé aquellos versos de Calderón de la Barca:

    «Sueña el rey que es rey, y vive
    con este engaño mandando,
    disponiendo y gobernando;
    y este aplauso, que recibe
    prestado, en el viento escribe,
    y en cenizas le convierte
    la muerte, ¡desdicha fuerte!
    ¿Que hay quien intente reinar,
    viendo que ha de despertar
    en el sueño de la muerte?»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: