AL CAER LA TARDE

by

Muchacha asomada a la ventana

(Salvador Dalí, 1925)

*

Agonizo en un  manar

liviano de penumbras

donde se apagan

mis reflejos

AL  CAER  LA TARDE

Mi  sueño desaparece

por un laberinto que no conduce

a nada

donde no puedo reconocer… Tu voz

AL  CAER LA TARDE

Todos los relojes del planeta

se detienen,

porque un presagio inasible

se dibuja en sus esferas

AL  CAER LA TARDE

Deja  atrás como flotantes velas

indicando la mañana azul que murió.

Y  me pregunto:

Le habrán bastado las águilas enamoradas

y los cosmos infinitos

para recordarme?

Cuál será su próximo

rayo furtivo donde pariré

el regreso de las brumas,

perdidas en el desconsuelo

donde nuevamente recogeré mis escombros?

Cuales serán mis dudosas  silabas

que aseguraran convertirse

en  lengua sin puerto

para recrear este poema?

Graciela Villaverde

(Derechos de autor reservados)

24 de Agosto 2013

Buenos Aires

 

Graciela Villaverde

Facebook:

http://facebook.com/gracielavillaverde.escritor

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: