La punta de la pistola

by

 

El 9N (9 de noviembre) de 2014, en Catalunya se llevó a cabo una consulta sobre la independencia. El gobierno central no la autorizó. No valió para nada, únicamente para perder el tiempo.

Más tarde, los partidos políticos presentes en el Parlament Catalá, excepto PP y Ciudadanos, bajo la denominación de Junts pel Si, se unieron para exigir del gobierno de Madrid la autorización para celebrar un referéndum, que no consulta, para saber la posición de la ciudadanía catalana ante la creación de una República Catalaná, independiente de España.

Se construyó, o al menos se intento, confeccionar una hoja de ruta. Y, de pronto CDC, ahora PDeCAT, llamémoslo como queramos, y ERC, deciden que no, que lo acordado no vale, vamos a la independencia, Si o Si. Roto el acuerdo salen de el todos los partidos excepto PDeCAT y ERC.

¿Qué independencia vamos a pedir, si entre nosotros no sabemos aún si la queremos..? Para eso sirve el referéndum, o al menos así lo pienso.

Entiendo que en toda organización de un país democrático existe dos gestiones, la de Estado y la de Gobierno.

La dirección de gobernabilidad, de derechas o de izquierdas, varía en función de la votación en cada momento según los resultados que obtengan los partidos presentes.

En cambio el Estado, no, El Estado es de todos, y de ninguno al mismo tiempo. Porque, mi Si, puede ser un No, para otro. Por eso se debe redimir con un referéndum de las partes afectadas.

Como no se si me explico claro, para aclararlo, permítanme que exponga un ejemplo.

Una pareja deciden asistir a una función de teatro, nadie les pueden exigir que entren o salgan, deciden ellos. Si deciden entrar, ambos de común acuerdo, una vez dentro deben guardar las formas de la sala, pero si no desean continuar, porque no les gusta el espectáculo, se levanta, también de común acuerdo y se van. Nadie se lo puede prohibir. Y por descontado el salir del teatro lo deciden ellos dos, no el aforo de la sala. ¿Supongo que se estará de acuerdo?

Claro que siempre queda lo que hemos tenido en este país, excepto el corto tiempo de la II República, LA PUNTA DE LA PISTOLA.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: