Billy el niño

by

foto extraída de google

Supe de la existencia de Billy el niño, por el círculo político en que me movía por los años 70, después de la muerte del dictador. Me explicaban de sus andanzas de horror. Con el tiempo me olvide, pero ahora que con motivo de pedir que se le retire la condecoración –desconocía que a los torturadores se les condecoraban- por los medios he llegado hasta conocer su rostro. Marta Fernández, en El País ha recopilado, el triste recuerdo que tiene Antonio Chapero de semejante asesino. Por suerte nos lo ha podido contar. En su relato me he inspirado en este poema, que he intentado que sea un soneto alejandrino, para desde este blog denunciar lo que fue la dictadura.

.

Dedicado a Rafael Calero

(mi maestro)

.

Delgaducho, canijo. Con los ojos saltones,

nunca podré olvidarte, quedaste en mi memoria

cuando entraste en la estancia; comprendí, eras escoria.

Dijiste que cantara; eran tus aficiones.

.

Cómo sátiro en celo, caminaste en la vida,

Billy el niño, llamaban, al troceador humano.

Te vocean por lo que eras. Si, fuiste perro alano,

adicto a voz de tu amo, te frenaba en la brida.

.

En momentos oscuros, y sin noción del tiempo;

la ventana sin rejas; caen desde tercer piso,

para que no se priven, no hay ningún contratiempo.

.

Y premian asesinos, paga la democracia.

Billy el niño, llamaban; no estaba quien te quiso.

No se paga asesinos, eso no es democracia.

Eduard Martínez-Lledó

junio 2018

(derechos de autor)

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: